DESPUES DE LA CARRERA

Toma agua aunque no tengas sed. Hazlo poco a poco, en pequeños sorbos, el desgaste que se sufre en la carrera ha sido enorme. No es aconsejable comer absolutamente nada en las dos horas siguientes, abrígate y realiza algunos estiramientos muy suaves.

Una vez en tu casa, es ideal un baño de agua fría en las piernas, para que los músculos se relajen y descarguen. Si tienes acceso a una piscina, nada un poco al día siguiente para aflojar los músculos.